CRO

Para aumentar ventas y suscriptores

Mirando en retrospectiva desde 2019, trabajar en marketing digital se ha basado en tres acciones: atraer tráfico a nuestra web, convertir a esos visitantes en leads cualificados y convertir esos leads en ventas para tu empresa. Este proceso no es otro que el manido buyer journey (el viaje del comprador); un proceso lineal se complementa con el flywheel, más sinérgico y capaz de retroalimentarse.

Pero ya escribimos un artículo sobre el flywheel, por si te interesa. ¡Lo creas o no, hay vida después del buyer journey!

¿Cómo podemos entonces mejorar nuestras técnicas para atraer, convertir y deleitar a nuestros prospectos o clientes? ¡Pues con CRO, por supuesto! Conversion Rate Optimization, por sus siglas en inglés, pero mejor pasemos ya al meollo de la cuestión.

El CRO se emplea para hacer un uso más potente de los contenidos de que ya disponemos; pero también para incrementar los porcentajes de conversión sin tener que gastar recursos en aumentar nuestro tráfico de visitas.

¿A que suena bien? No por nada, hablamos de optimización, de CRO.

¿Quieres saber más?


Las matemáticas no mienten

Así que veamos unos ejemplos con números. Después de todo, por eso estás aquí: para mejorar tus procesos de manera que tu empresa pueda hacer crecer su base de clientes y por ende sus ventas y beneficios.

Las tasas de conversión suelen ser de un 1% para la mayoría de las empresas digitales. En los viejos tiempos del funnel, para incrementar ese porcentaje nos limitábamos a atraer más visitas; a meter más clientes ensanchando el funnel por su parte superior.

Ahora llega lo bueno. ¿Y si fueras capaz de aumentar tus porcentajes de conversión con tu volumen tráfico actual? Pasar de ese corriente y moliente 1% al 2%, o al 3%, significaría duplicar o incluso triplicar tus ventas.

¿Empiezas a pillar por qué nos gusta tanto el CRO?

Interpretando los datos

De seguro ya has hecho tus tareas generando contenido e incluyendo llamadas a la acción en forma de atractivos botones con los que llevar a tus clientes a las páginas de conversión.

Ahora déjame que te haga unas preguntas:

  • ¿Cuáles de esos contenidos resultan más útiles y enamoran a tus clientes?
  • ¿Cuáles de esas landing pages que los enamoran y se ganan su confianza?
  • ¿De dónde llegan esas visitas?
  • ¿Y quiénes son los principales embajadores de tu marca en las redes sociales?

Aquí es donde entran en juego la analítica y las técnicas y herramientas de CRO que te presentamos a continuación.

Algunas herramientas y estrategias útiles

Pero antes queremos recordarte la importancia de tener todo en regla en materia de protección de datos. De seguro no quieres ver tu empresa envuelta en una convulsa transformación (además de una crisis de reputación) como la que sufren Facebook y Mark Zuckerberg por culpa de Cambridge Analytica.

Y hablando de clientes. Una de las herramientas más potentes es estudiarles a ellos: los buyers persona a los que queremos atraer, convertir y deleitar. Planificar tus contenidos en base a los gustos de tus potenciales clientes, de sus valores, de su estilo o de sus características demográficas, no tiene precio. Evitará, de hecho, que pierdas tiempo, esfuerzo y dinero tratando de “matar moscas a cañonazos”, como reza el dicho.

Si sabes que gusta a tus prospectos y clientes, las probabilidades de incrementar el engagement de tu marca se multiplican.

Pero no dejes de aprovechar el contenido del que ya dispones. Actualizar tu contenido es, de hecho, una magnífica estrategia. Si la analítica revela un alto porcentaje de tasa de rebote, es posible que tus textos estén desactualizados, o que ya no conecten con tus buyer personas por la evolución de las tendencias.

Otra herramienta de CRO muy eficaz es realizar un A/B Test. O lo que es lo mismo: crear dos versiones de un mismo contenido o elemento y ver cual de las dos obtiene mejores resultados. Por ejemplo, dos textos diferentes de llamada a la acción en un botón: “Comprar” o “Más información”; no son pocos los clientes que se sienten más cómodos con un CTA menos agresivo, más inbound.

De hecho, otra estupenda estrategia consiste en crear llamadas a la acción por medio de textos sugerentes, textos que enamoren a tus visitantes y se ganen su confianza por su calidad. Mejor así que con esos molestos pop-ups que todo el mundo cierra, ¿no crees?

Y también están las encuestas, la manera más directa de meterte en la cabeza de tus buyer persona. Te sorprendería saber lo dispuestos que están clientes a contarte su experiencia y opinión cuando se les escucha. Opinión que a su vez será tremendamente tenida en cuenta y apreciada por otros usuarios; es así, el smart consumer ha llegado para quedarse.

Finalmente, otra estrategia efectiva a la vez que cercana es ofrecer a tus visitas la oportunidad de chatear para lograr un engagement más empático, personalizado y eficiente. Y ¿qué mejor manera que predicar con el ejemplo que ofrecértelo nosotros mismos?

En datasocial, nuestro mejor capital es un equipo joven, dinámico y con experiencia en las herramientas y técnicas de CRO que te hemos descrito. Pero esas solo son unas pocas de las muchas que manejamos día a día con nuestros mejores embajadores: nuestros clientes.

Programar una llamada