Branding

Impulsar tu marca

Cómo convertirte en un experto en branding y llevar tu marca al éxito

Posiblemente, si te dedicas a algo relacionado con el marketing, una de las palabras que más estás escuchando últimamente sea “branding” pero, ¿qué significa exactamente este término? Como ya sabrás, en marketing tendemos a adoptar palabras del inglés para definir ciertas acciones de nuestra estrategia, por lo que branding no significa otra cosa más que crear y hacer marca. ¿Sabes cómo hacerlo?

 

Dicho de otro modo, la definición que podríamos dar de branding es: “Conjunto de acciones que lleva a cabo una marca relacionadas con la parte emocional de las mismas para que los usuarios de identifiquen con ella y la reconozcan.” Ahora, ¿sabrías establecer unas pautas para levar a cabo una estrategia de branding de tu marca?

 

¿Quieres saber más?


Si lo piensas bien, seguro que podrías reconocer a qué marca pertenecen muchos anuncios de los que ves en televisión antes de que aparezca el producto en cuestión. Por ejemplo, si ves un anuncio de personas jóvenes comiendo en una mesa donde sólo hay refrescos y estas imágenes vienen acompañadas de frases inspiracionales, ¿de qué empresa estamos hablando? Obviamente se trataría de Coca-Cola. O, si de igual manera, vemos imágenes de familias jóvenes en casas muy bien decoradas con un estilo nórdico, muy probablemente estaríamos hablando de IKEA. Además, aunque en un primer momento no nos diéramos cuenta, probablemente habría otros elementos que nuestro cerebro relacionaría directamente con dichas marcas, tales como el tipo de lenguaje empleado o las grafías.

Pues bien, todo esto forma parte de branding. Por tanto, ya tenemos claro que se trata de un conjunto de sensaciones y de todo aquello que nos hace sentir una marca. Sin embargo, es algo que va mucho más allá de una primera impresión y tiene una larga trayectoria detrás porque necesitas que los demás te conozcan y te reconozcan por lo que estamos hablando de un recorrido muy a largo plazo. En definitiva, el branding es aquello que los demás sienten y dicen respecto a tu marca.

¿Cómo desarrollar una estrategia de branding?

El branding es uno de los aspectos más complicados de gestionar en el marketing, porque no se trata de trasmitir datos, sino sensaciones y, obviamente aún no podemos controlar qué es lo que va a sentir aquéllos que nos ven. Tiene que reflejar qué es tu empresa y qué quiere llegar a ser, cuál es su personalidad y qué es lo que quiere transmitir. Por eso el branding debe de ser una de las primeras cosas a tener claras cuando montamos una estrategia. Es algo que tiene que ser lineal en el tiempo y, por tanto, no podemos cambiar a nuestro gusto. Piensa en una persona que tenga una personalidad muy marcada y destaque frente a los demás, su forma de ser ha sido siempre la misma, ¿verdad?  Pues con tu marca pasa lo mismo, no puedes cambiarla sin sentido y de un día para otro.

 

Cuando empiezas a desarrollar una estrategia de branding debes de tener muy en cuenta que tu principal propósito es destacar frente a los demás, reflejar quien es tu empresa y qué hace tu empresa. Por tanto, hay dos documentos que tienes que crear y tienen que quedar muy claros y muy bien detallados: un “libro de estilo” y una “guía de tono de voz”.

La necesidad de un libro de estilo…

Llegados a este punto, seguramente ya te hayas dado cuenta de que, en una estrategia de branding, la imagen es fundamental, tanto el logotipo que utilices para tu marca como los colores que utilices en tu página web. Aquí es importante que definas también los colores secundarios de tu marca, la tipografía, las diferentes versiones del logo si es que las tuviera, etc. Si en tu página web, también vas a hacer marketing de contenidos, en este libro de estilo tienes que determinar cuándo se usan las comillas, cuándo las negritas y cómo utilizar los diferentes recursos tipográficos.

 

El nombre corporativo también es algo muy importante que tienes que establecer en el libro de estilo. No solo tiene que ser original y atractivo, sino que es recomendable que sea corto y fácil de pronunciar para que tus seguidores se queden con él fácilmente y te reconozcan.

La necesidad de una guía de tono de voz…

Por otro lado, también es importante que definas cómo va a ser la comunicación de tu marca, ya que dependiendo de cuál sea tu público tendrás que dirigirte a ellos con un lenguaje determinado. Aquí tienes que crear el propio lenguaje de tu marca para que se te identifique del mismo que a las personas se nos diferencia por la forma que tenemos de hablar.

 

Todas estas acciones te ayudarán a que poco a poco vayas dotando a tu marca de su propia personalidad. Recuerda que es muy importante que tanto los colores como la tipografía debe estar en consonancia con lo que tu empresa quiere ser, es decir, con su personalidad y la finalidad para que fue creada.

Programar una llamada